Registro de la Jornada de Trabajo ¡Cambio de criterio!

Hasta ahora la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, había venido interpretando que era obligatorio para toda empresa disponer de un registro de jornada efectiva de trabajo de todos lo empleados.

Según la Inspección de trabajo, se debía registrar la jornada de todos los trabajadores por cuenta ajena con los que mantiene relación laboral con independencia del tipo de jornada a tiempo parcial o completo que se realizara, e independientemente que se realizaran o no horas complementarias o extraordinarias.

No obstante, y ante el contenido de las recientes de Sentencias del  Tribunal Supremo en fecha 23-03-2017 y  20-04-2017, se concluye que no es necesario la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla, afectando esta medida solamente a los trabajadores a tiempo parcial, trabajadores móviles, y sectores específicos de la marina mercante y transporte ferroviario.

Estas sentencias del alto tribunal generan jurisprudencia y unifican la doctrina, por lo que se puede concluir que definitivamente no será exigido el control efectivo de horas trabajadas en la mayoría de casos en Trabajadores a tiempo completo.

La Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ha modificado el contenido de la citada Instrucción que regulaba este controvertido aspecto, en la que se establecen, las siguientes conclusiones:

  • La instrucción 3/2016, de 21 de marzo sigue vigente, excepción hecha del aspecto atinente a la obligación empresarial de registrar la jornada diaria de trabajo que, a tenor de las sentencias indicadas no existe, salvo para las excepciones que en las mismas se indican, y por tanto la omisión del registro no puede considerarse en sí misma como infracción social.
  • La doctrina contenida en las citadas sentencias no afecta a la obligación empresarial de respetar los límites legales y convencionales en materia de tiempo de trabajo y horas extraordinarias, siendo función esencial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social controlar este cumplimiento.
  • La Inspección de Trabajo y Seguridad Social puede y debe realizar las actuaciones de comprobación para la detección de eventuales infracciones. Si bien no será posible recoger como infracción la falta de registro de la jornada diaria de trabajo a que se refiere el artículo 35.5 ET, dado el TS señala que no pesa esta obligación sobre el empresario, la Inspección podrá determinar las infracciones sancionables de los hechos que contravengan las normas sobre tiempo de trabajo y horas extraordinarias sobre la base de las comprobaciones inspectoras.
  • Las normas sobre registro de la jornada en trabajadores a tiempo parcial, trabajadores móviles en el transporte por carretera, de la marina mercante o ferroviarios no quedan afectadas por la doctrina del Tribunal Supremo y la Inspección debe seguir exigiendo a las empresas la llevanza de los registros y proponiendo las sanciones por los incumplimientos.