¿Pagar la Plusvalía Municipal cuando se vende un inmueble con pérdidas?

El Impuesto sobre el Incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana (comúnmente llamado Plusvalía Municipal) que cobran los ayuntamientos, grava la revalorización de los inmuebles cuando son vendidos. Pero la fórmula prevista en la norma para calcular el impuesto, provoca que éste deba pagarse igualmente en aquellos supuestos en los que el valor de los terrenos no se ha incrementado, o incluso ha disminuido.

En este sentido el Tribunal Constitucional ha estimado una cuestión de inconstitucionalidad sobre una norma que afecta a la Hacienda Foral de Guipúzcoa y que regula la fórmula de cálculo de este impuesto, que siendo idéntico al de la normativa estatal en la materia, podría considerarse extensible a ésta.

El Tribunal Constitucional expresa en sentencia firme que no es legal imponer el pago de un impuesto cuando no se ha producido una ganancia económica y considera que el citado impuesto es contrario al principio de capacidad económica, previsto en el artículo 31.1 de la propia Constitución Española,  “en ningún caso podrá el legislador establecer un tributo tomando en consideración actos o hechos que no sean exponentes de una riqueza real o potencial”.

Con ello, el alto tribunal determina que el impuesto es nulo “en la medida en que someta a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica, impidiendo que los sujetos pasivos puedan acreditar esta circunstancia”. No se pueden crear impuestos que afecten a “aquellos supuestos en los que la capacidad económica gravada por el tributo sea, no ya potencial, sino inexistente, virtual o ficticia“.