Aprobadas nuevas medidas contra los “Falsos Autónomos”

El pasado 5 de agosto de 2018 entró en vigor el Real Decreto por el que se modifica el Reglamento General de la Seguridad Social, cuyo principal objetivo es garantizar la afiliación de los “falsos autónomos” en el Régimen General para aquellos supuestos que la Inspección de Trabajo detecte que están encuadrados de forma irregular en el RETA.

Con la entrada en vigor del nuevo reglamento, será necesario un informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para resolver las solicitudes de baja de trabajadores que se formulen tras haber tramitado, de oficio por la Inspección de Trabajo, el alta en el Régimen General de la Seguridad Social (RGSS).

Del mismo modo, mientras se desarrolle el procedimiento, las bajas o variaciones de datos formuladas por empresas o trabajadores no producirán efectos ni extinguirán la obligación de cotizar.

Las modificaciones realizadas pretenden evitar que las empresas a través del sistema RED obstruyan la actuación de la Tesorería General de la Seguridad Social, cuando la Inspección detecta altas irregulares en el Régimen de Autónomos.

Con estos cambios, se pretende erradicar un comportamiento detectado tras el alta de oficio en el RGSS de un falso autónomo. Hasta ahora, venía siendo habitual que, bien las empresas, bien los propios trabajadores afectados, tramitasen inmediatamente la baja para anular el alta practicada de oficio por la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), que actúa a instancia de la Inspección de Trabajo y dentro del procedimiento de infracción iniciado por ésta.

En estos casos, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social inicia un procedimiento e insta a la Seguridad Social para que, de oficio, dé de alta a estos trabajadores en el Régimen General, que es el correspondiente para los trabajadores por cuenta ajena, al menos hasta la finalización del procedimiento.

Puede ponerse en contacto con nuestro despacho, si desea ampliar esta información y/o valorar un caso concreto de su empresa.