Cuota de Seguridad Social de Autónomos para 2017

Para este ejercicio 2017 se ha congelado base mínima de cotización en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), de acuerdo al borrador de la Orden por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para este año.

Después de muchas especulaciones en los últimos días, la base de cotización mínima de los trabajadores autónomos se queda finalmente en 2017 en 893,10 euros, lo que conlleva mantener la cuota mínima mensual de 267,03 euros, misma cifra que ya se venía abonando durante el pasado ejercicio 2016.

Por contra, la base máxima de cotización si que se incrementa, concretamente en un 3%, pasando de 3.642 a 3.751,20 euros mensuales, lo que implica una cuota mensual de 1.121,61 euros.

Además, se mantienen las bonificaciones para nuevas altas de autónomos (no societarios), en los supuestos en que no se hubiese estado en situación de alta en la Seguridad Social en los 5 años inmediatamente anteriores, se podrán aplicar las siguientes reducciones de la cuota de Seguridad Social:

  • Tarifa plana de 50 euros los 6 primeros meses, quedando una cuota final de 50,89 euros mensuales.
  • Reducción del 50% los 6 meses siguientes, quedando una cuota final de 133,51 euros mensuales. Se aplicará esta reducción del 50% entre los meses 6 y 12.
  • Reducción del 30% los 6 meses siguientes, quedando una cuota final 186,21 euros mensuales. Se aplicará esta reducción del 30%  entre los meses 12 y 18.

En el caso de los autónomos societarios, administradores o consejeros de una sociedad mercantil, la base mínima de cotización será misma que el grupo 1 de cotización en Régimen General, que para 2017 queda fijada en 1.152,90€. Esto supone un incremento del 8% respecto a la cuota del año anterior, pasando a ser la cuota mínima de 344,71€ al mes.

Hay que recordar que 8 de cada 10 trabajadores autónomos cotizan por la base mínima, por lo que la congelación de la cuota de este año supone una buena noticia para ellos, sobre todo dado que los últimos ejercicios la cuota mínima se había venido incrementado sistemáticamente.

En cualquier caso, la base de cotización es el sueldo “teórico” que se fija el autónomo para determinar su aportación a la Seguridad Social, independientemente del beneficio real obtenido. La cotización condiciona las prestaciones que recibirá un trabajador autónomo en determinadas situaciones como el desempleo, baja por enfermedad, baja por accidente, y muy especialmente, en caso de la pensión de jubilación.