Procedimiento de aplazamiento de impuestos tras el RDL 3/2016

El Real Decreto Ley 3/2016 de 3 de Diciembre de 2016, sembró un mar de dudas a PYMES y Autónomos en cuanto a la posibilidad de aplazar el impuesto sobre el IVA.

Por fin, este viernes 13 de enero de 2017, la Agencia Tributaria ha publicado una nota aclaratoria, por la que establece que se podrán seguir solicitando aplazamientos siempre que no excedan el límite exento de garantías. Así, podrán aplazar el IVA y el pago a cuenta de IRPF para cualquier importe, en función del importe global de la deuda, siguiendo el procedimiento siguiente:

      1. Si las solicitudes se refieren a una deuda de importe global igual o inferior a 30.000 euros, se concederán aplazamientos sin garantías hasta un máximo de 12 pagos mensuales, excepto que el obligado hubiera solicitado un número inferior de plazos. En este caso, se concederían los plazos solicitados. La periodicidad de los pagos será mensual.
      2. Si las solicitudes se refieren a una deuda de importe global superior a 30.000 euros, se podrán conceder aplazamientos en función del tipo de garantía aportada por el deudor y por un plazo máximo de 36 mensualidades. Si las deudas son de IVA será necesario acreditar que las cuotas de IVA repercutido no han sido pagadas.

Para el resto de obligados tributarios prevalece el criterio publicado en el Real Decreto Ley 3/2016. Así pues, respecto al IVA sólo se podrá aplazar el importe derivado de las facturas que no hayan sido pagadas, siempre que se pueda acreditar este hecho.